• Mabi

SEXUALIDAD EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Si vivir tu #sexualidad en #pareja te parecía complicado antes de la pandemia ni me imagino lo que pensarás ahora con el tema del distanciamiento físico obligatorio, las mascarillas😷, etc.


¿Qué tal lo estás llevando?


Nuestra sociedad (como tantas otras…) carece de una adecuada #educación #sexoafectiva, por lo que en muchas ocasiones (como demuestran las tasas de contagio de ITS y de embarazos no planificados) las personas no tienen interiorizados una serie de aprendizajes fundamentales para el cuidado de su #salud.

Aunque la vacunación💉generalizada está en marcha, es poco probable que las pautas de autocuidado y cuidado mutuo en el entorno que te rodea desaparezcan pronto, ya que nadie sabe cuándo terminará esta pandemia.




SEXO SEGURO


Desde que comenzó la pandemia parece probado que se ha producido una disminución en el número de intercambios de sexuales respecto a momentos previos a la pandemia.


El #sexo #seguro y #consensuado resulta muy beneficioso para nuestra salud física y emocional. Nos ayuda a sentirnos relajados, a aliviar la ansiedad y la tensión en el cuerpo, a dormir. Promueve la liberación de hormonas como las endorfinas, que nos producen sensación de bienestar, o la oxitocina, también conocida como hormona del amor, que propicia los vínculos afectivos.


Convivientes


Si convives con tu pareja tienes la ventaja de saber cómo se cuida y en qué grado existen riesgos (por ejemplo, si tú o tu pareja trabajáis fuera) para actuar en consecuencia de manera consensuada.


Pedir a las parejas que cohabitan que se abstengan de mantener encuentros íntimos durante meses no parece un método sostenible. Así pues, cuidad la higiene de vuestras manos en el trabajo y al regresar a casa, desinfectad con frecuencia superficies y objetos como teléfonos, portátiles o llaves y prestad atención a la aparición de síntomas.


Recuerda también que haber pasado la enfermedad no te hace inmune a contraerla de nuevo o a contagiarla a otras personas sin saberlo. La mayoría de la gente parece desarrollar anticuerpos frente a futuras infecciones, pero la ciencia aún no puede determinar exactamente cuánto dura esa respuesta ya que hay diferentes versiones según los estudios.


Las personas que han recibido la vacuna también deben seguir usando una máscara y seguir las pautas de distancia física, ya que aún se desconoce si las personas vacunadas aún pueden portar y propagar el virus. También estamos lejos de llegar a la inmunidad colectiva, así que hazte a la idea de que tendrás que continuar respetando todas estas medidas durante este año, al menos.


No convivientes


Al igual que ocurre con las infecciones de transmisión sexual, el sexo con una nueva pareja siempre conlleva cierto riesgo. Lo mejor que podemos hacer en tales circunstancias es evaluarlo con responsabilidad y tomar una decisión informada. Mi sugerencia ante la más mínima duda siempre es evitar correr riesgos. La sexualidad y las relaciones de pareja💏se pueden vivir de diversas formas, especialmente en la actualidad gracias a la tecnología.


Obviamente, ante la posibilidad de mantener un encuentro erótico, resulta fundamental en el momento actual tener la seguridad de que tú y tu pareja estáis respetando las indicaciones establecidas por los organismos responsables en materia de salud. Puedes preguntar a la otra persona en qué medida respeta estas normas, aunque personalmente no me resulta un método confiable salvo si ya conoces bien si el comportamiento de esa persona suele ser responsable y respetuoso consigo y con los demás.


La comunidad científica continúa trabajando para comprender cómo se comportan las nuevas variantes que parecen propagarse más rápido y más fácilmente que las cepas originales. Como ya sabrás, la COVID-19 es altamente contagiosa a través de la saliva 🗣️ y la mucosidad 🤧 de una persona infectada, y el sexo tradicional requiere que las personas estén a corta distancia. Estar en la misma habitación que una persona infectada aumenta significativamente el riesgo de contagio incluso sin tocarse entre sí.


También sabemos que el virus es detectable en materia fecal 💩. Un estudio publicado en enero de 2021 en el Journal of Medical Virology, encontró que, en las personas que sufrían casos graves de COVID-19, se podía detectar ARN viral en la materia fecal en algunos casos hasta 46 días después de haber estado expuestos al virus, lo que puede suponer un problema en función de sus hábitos sexuales.


Hay estudios contradictorios con respecto al #semen de hombres recuperados. Mientras algunos no han encontrado evidencias de que el SARS-CoV-2 pueda estar presente en el semen otros aseguran haberlo encontrado en estos pacientes también durante su recuperación.


Pero ¿qué ocurre si acabas de iniciar una relación que te parece segura y saludable? ¿Podrías tener intimidad con esa persona no siendo convivientes? La respuesta es no, ya que no debes acercarte a menos de dos metros de alguien que no viva contigo. La buena noticia es que puedes seguir construyendo una relación siendo responsable a través del teléfono y la tecnología digital favoreciendo el conocimiento mutuo, la confianza o la #intimidad progresivamente.


Así, podéis ver juntos una película📽️, preparar un plato a la vez, cenar juntos, hacer ejercicio al mismo tiempo, etc. a través de videollamadas.


Tu #vida #sexual también puede volverse virtual siempre y cuando haya un acuerdo de respeto a la otra persona de modo que sea algo que quede entre vosotros. Conversaciones subidas de tono por teléfono, sexting, videollamadas eróticas con autoestimulación simultánea...



PARA MAYOR SEGURIDAD, TÚ A SOLAS CONTIGO.


Estar a solas consigo misma o consigo mismo tiene sus ventajas. Puedes dedicar este tiempo a fortalecer tu #suelo #pélvico y, desde luego, es el momento de avanzar en tu #autoconocimiento emocional y físico a través del #autoplacer. Emplea tus manos, objetos, juguetes, fantasea, usa tu creatividad…


¡La imaginación al poder! ¡Diviértete de modo responsable!

471 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo