• Mabi

FRUSTRACIÓN SEXUAL

¿Alguna vez has sentido que te apetece más (o menos) que a tu pareja practicar sexo juntos? ¿Existe en vuestra relación una clara desigualdad respecto a vuestros niveles de #deseo? Si te ocurre o te ha ocurrido sabrás que estas situaciones provocan una gran #frustración.


El deseo sexual hipoactivo en uno de los miembros de la pareja es una de las razones fundamentales por la que las parejas buscan asesoramiento profesional siendo, en ocasionas, causa de discusiones y distanciamiento(sentimientos de estrés, irritabilidad, enfado, ira). Quien tiene una #libido más alta siente rechazo, dolor y puede llegar a creer que ya no resulta deseable a ojos de su pareja mientras que la otra persona evita los encuentros sexuales y sufre presión, ansiedad y culpa. Sin embargo, hay que decir también que el distanciamiento emocional por otras causas de la vida de la pareja (entorno familiar, situación laboral, infidelidades previas, etc.) puede conducir al distanciamiento en el ámbito sexual.


En el caso de los hombres la evitación puede provenir de dificultades en el desempeño (#eyaculación precoz, #disfunción eréctil) mientras que en el de las mujeres puede derivar de cansancio o de cuestiones hormonales. A todo esto, hay que añadir circunstancias como la rutina (especialmente en parejas de larga duración), la falta de tiempo ligada a la #crianza de los hijos (sobre todo cuando son pequeños), etapas vitales complicadas (temas personales o familiares, estrés laboral, cambios hormonales como la #menopausia), o la falta de una adecuada #comunicación en la #pareja.


Consultar con profesionales de la #sexología ayudará a estas parejas a mejorar no solo su comunicación sino a vivir una sexualidad más completa, #disfrutando en cada momento con los cinco #sentidos sin plantearse solo la idea del coito o el orgasmo lo que redundará en mayor bienestar y felicidad en su vida en común.

¿Por qué digo esto? Lo primero que recibirás en las sesiones de #sex #coaching (y de manera continuada) es #educación #sexoafectiva (los pilares que asientan todo). La recibimos desde que nacemos, aunque no siempre del modo adecuado (con base científica, pero este es otro tema…).



A partir de este momento, otro hito fundamental es el autoconocimiento en todos los sentidos (no solo en el ámbito sexual) y el conocimiento de tu pareja (ídem). La autoexploración y el autoerotismo son fundamentales para saber qué y cómo te gusta para poder explicárselo a tu pareja sexual durante vuestros encuentros eróticos.

Por supuesto, si existen #disfunciones se trabajarán debidamente.

Una cuestión fundamental: aprender a #relajarse y a disfrutar con todos los sentidos. Esto implica no centrarse en llegar a coitos ni orgasmos (lo que puede ser motivo de ansiedad). Hay muchas formas de disfrutar de encuentros eróticos: besos, caricias, sexo oral, masturbación mutua, juguetes… Todas estas formas de vivir la sexualidad no son las hermanas menores del coito y el orgasmo. ¿Sabes que hay muchísimas mujeres que prefieren las caricias y la estimulación del clítoris a la penetración?


Otro tema importante: la comunicación #asertiva con nuestra pareja. Hemos de decirle qué nos gusta y qué no, qué nos molesta, qué necesitamos, cómo nos sentimos en cada momento… Insisto, no solo en el plano sexual sino en vuestra relación y vuestra vida en común si es que convivís. La otra persona no tiene dotes adivinatorias (aunque a veces hay cosas que se intuyen…). A todas y todos nos ha pasado creer algo y estar en una equivocación. A mejor comunicación, mayor #empatía y #conexión, en todos los sentidos.


Si tienes este problema piensa en positivo: es una gran oportunidad para mejorar vuestra vivencia de la sexualidad tanto individual como en pareja. Consúltame y podré ayudaros. Contáctame a través de las vías habituales o cumplimentando el formulario en mi web.

12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo